Frases de motivación y superación


    • Seguir cuando crees que ya no puedes más, es lo que te hace diferente a los demás: cada uno de nosotros somos únicos, no hay nadie igual que tú. Lo que nos hace especiales o diferentes está dentro de cada uno, como lo hacemos, como nos esforzamos, nos puede hacer mejores o iguales que otros con cualidades diferentes, que no mejores
      No te rindas, no tires la toalla, tú puedes.
    • Cuando sientas que vas a rendirte, recuerda porqué empezaste: una simple regla para no abandonar fácilmente tus sueños. Cuando iniciamos algo, es cuando más energía ponemos, más nos implicamos y más ilusión generamos en ese nuevo proyecto. Es normal que todo eso, con el paso del tiempo disminuya, incluso si la cosa no va como pensábamos, tenemos la tentación de dejarlo, es entonces cuando debes de aplicar esta frase.
    • No se trata de vencer, si no de no darse por vencido: tenemos ejemplos claros de que rendirse no es una opción. Cómo vemos un año tras otro a Rafa Nadal haciendo lo difícil sencillo. Desde luego todo un espejo donde mirarse y sería una maravilla saber que pasa por su cabeza y cómo lo gestiona para intentar estar cerca de esas hazañas.
    • Lo que realmente tiene mérito es continuar cuando ya no puedes más: es cuando nos damos cuenta de lo fuerte que somos. Tenemos una fuerza interior sin límites y que no usamos muy a menudo. Ante situaciones complicadas, nuestro cerebro activa el cuerpo y nos lanza a sobrevivir, a salir victorioso de ese acontecimiento. No te resistas a esa fuera interior, abrázala y hazla parte de ti para que te haga crecer.
    • Hasta el viaje más largo, empieza con un primer paso: ese primer paso no te lleva donde quieres, pero te empieza a sacar de donde estas. Pasar a la acción, por pequeña que sea es clave para conseguir lo que deseas.
    • No podrás leer el siguiente capítulo de tu vida si continúas releyendo el último: el pasado sólo nos debería de valer cómo experiencia, sólo deberíamos acceder a el a modo de consulta para no cometer los mismos errores o para conseguir algo tomando como referencia alguna experiencia anterior, tanto positiva como negativa. Pero si nos anclamos en ese pasado de experiencias negativas, no podremos avanzar. Hay que ser fuertes y dejar atrás lo malo para tomar de la mano el presente y hacer cosas buenas.
    • Nunca, pero nunca te des por vencido, las grandes cosas necesitan tiempo: una máxima es no darse por vencido, no rendirse jamás, ser fuerte y tirar hacia adelante. El tiempo pondrá cada cosa en su sitio, pero mientras hay que llenarse de valor y paciencia.
    • El juego nunca termina cuando pierdes; el juego termina cuando te das por vencido: misma reflexión que la frase anterior. No rendirse a parte de ser una actitud, es aptitud y seguramente se pueda entrenar. Cómo todo, al principio cuesta, cuando lo haces una vez, piensas que porqué no lo puedes hacer otra vez y luego haces más cosas de las que piensas simplemente por no darte por vencido, hasta llegar a hacerlo de forma natural.
    • No quiero imaginar mis límites, quiero llegar a ellos – Chojin – : es bueno saber nuestras limitaciones, pero si debemos verificarlos de vez en cuando, es posible que ese límite ya no existe ahora, porque estas más preparado que antes. Para evitar eso, no te pongas límites antes de saber si realmente lo son, actúa y avanza hasta conocer hasta donde puedes llegar, no te conformes con poco, ve a por todas.
    • Está en tus manos conseguir aquello que tanto sueñas, solo depende de ti: se puede y se debe; caerse está permitido, pero levantarse es una obligación; rendirse no es una opción…tienes miles de cosas, miles de motivos, de frases para motivarte, pero seguro que tienes muchos más motivos para encontrar tus valores y opciones para no rendirte, esos los debes de aportar tú y aferrarte a ellos para llegar a tus objetivos.
    • Dentro de un año te arrepentirás de no haber empezado hoy: acción, acción, acción…dar un paso no te llevará a otro lado, pero te empieza a sacar de dónde estás, ese primer paso es fundamental para crear tu futuro.
    • Tienes el poder de cambiar cualquier cosa, porque eres quien elige tus pensamientos y quien siente tus pensamientos: el pensamiento positivo te lleva donde tú quieras, tú eliges que pensar, no dejes que los demás piensen por ti, tú eres el protagonista de tu vida y de lo que pasa en ella.
    • Lo que crees que quieres, no es lo que necesitas: nos pasa más de lo que pensamos, el deseo por tener algo que no tenemos nos esconde la realidad de si realmente lo necesitamos. Solo el tiempo es el que nos hace ver, si aquello que pensábamos era bueno para nosotros, si verdaderamente lo era. Podemos aprender de nuestras experiencias pasadas y que nos ayuden a como atender las futuras.
    • El entusiasmo es esa mecha que prende y llena de energía a las personas que están alrededor: no sólo el pensamiento positivo, también el tener espíritu para salir de los malos momentos, un buen estado de ánimo es lo que contagia al resto. Por eso la importancia de rodearse de gente con ese entusiasmo y positivismo, porque cuando tu estés mal, que también tienes derecho, esos de los que te has rodeado, te podrán sacar de ese momento. No temas a pedir ayuda y si es necesario grítala, siempre hay quien te puede ayudar. Haz tu lo mismo, mira a tu alrededor y no dudes en ofrecerte a quien lo necesite.
    • Piensa que puedes y ya estarás a medio camino: la actitud no se debe de negociar, porque es lo que nos hace destacar. El pensamiento positivo es otra gran ayuda para conseguir los objetivos deseados. Siempre se puede, no dejes que nada ni nadie te diga que NO, en tu determinación está el éxito. Encuentra tu estimulo, mira fijamente a tu objetivo y consíguelo.
    • No podemos controlar el viento, pero si podemos ajustas las velas: no perdamos el tiempo en modificar lo que no está a nuestro alcance. Para empezar un cambio hay que empezar desde uno mismo. Adaptarse es triunfar y sólo depende de nosotros mismos.
    • No se puede vencer a la persona que nunca que rinde: somos más poderosos de los que pensamos, sólo un pensamiento positivo es necesario para conseguir metas increíbles. Nunca rechaces iniciar algo por miedo al fracaso. Se invencible en tus creencias, no fracasa aquel que no consigue algo, sino aquel que abandona, el resto son intentos de conseguirlas.¡
    • El amanecer sólo llega después de pasada la noche: por muy mal que piensas que estás, pese a que no veas una salida inmediata o fácil, siempre hay una solución y esa puede ser con una pequeña acción o simplemente darle un poco de tiempo al tiempo. Se paciente y mantén en la medida de lo posible una actitud positiva.
    • Todo lo que un hombre es capaz de imaginar, es capaz de hacerlo realidad: no le pongas límite a nada, pero menos te pongas límites a ti mismo, eres capaz de todo lo que te propongas. No permitas que nada ni nadie te diga que no puedes hacerlo, sólo tú conoces ese sueño, esa meta y sólo tú mereces lograrlo.
    • La tentación de rendirse será muchos más fuerte, junto antes de la victoria: cómo bien sabes, rendirse no es una opción, sé que hay momentos donde te dan ganas de tirar la toalla, pero cómo dice esta frase, estás más cerca de lo que piensas de tú objetivo.
    • Nunca sabes lo fuerte que eres, hasta que ser fuerte, es tú única opción: poco más hay que decir ante algo tan evidente, porque lo he vivido en primera persona y en ese momento, no te das ni cuenta de que lo haces, pero cuando miras el camino recorrido, es cuando te das cuenta de lo que has pasado, pero te das más cuenta de que no te preocupa lo que esté por venir, porque sabes que podrás con ello. Yo me lo he demostrado a mí mismo. Todos podemos salir adelante, con más o menos ayuda, con más o menos tiempo, pero siempre se puede.
    • La mayoría de las veces no necesitas un nuevo camino, necesitas una nueva forma de caminar. : es necesario cambiar cosas para que algo cambie y muchas veces nosotros, desde dentro, podemos hacer pequeños cambios que nos den otros resultados. No abandonar, persistir probando nuevas alternativas, es la mejor forma de conseguir la meta establecida.
    • No puedes elegir si el día esta nublado o soleado, pero si puedes elegir entre sufrirlo o disfrutarlo: es tu actitud la que ese día sea de una forma u otra, debemos de darnos cuenta del poder que tiene nuestra mente y de lo que es capaz de generar con pensamientos positivos.
    • Caer está permitido, levantarse en una obligación: no hay excusa, no hay otra opción, levantarse siempre una vez más de las que te caes.
    • Para alcanzar algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo que nunca hiciste: siempre nos quejamos de una vida monótona, envidiamos al otro que consiguió algo y pensamos que fue suerte. ¿No será que el arriesgo, que salió de su zona de confort?, ¿Qué cambió cosas en su vida?. Tú eliges el camino. No esperes sentado a que todo cambie, nadie te lo va a traer en bandeja, debes pasar a la acción y deja de quejarte.
    • La hora más oscura de la noche, es justo la que precede al alba: piensa en la de veces que has salido de situaciones difíciles, son más de las que piensas, y ahora piensa en la satisfacción de haberlo conseguido, pese a ese sufrimiento con el cual pensabas que no podrías salir adelante. Pon tu luz a esa noche oscura para que pase pronto, todo necesita tiempo, se puede hacer largo, pero pasa, todo pasa.
    • El optimismo lleva a la acción; el pesimismo, a la inacción: con actitud positiva se tiene mucho ganado, será más fácil conseguir algo, por pequeño que sea. Estar en una actitud negativa no te hace ver las posibles soluciones que existen para salir de esa zona oscura. La acción es actitud, no hacer nada es dejarse llevar sin pena ni gloria.
    • Si tu sabes lo que vales, ve y consigue lo que mereces: nadie como tú sabe lo que te cuestan las cosas, el esfuerzo que pones en ello, lo que has llegado a sacrificar hasta conseguirlo. No le debes explicaciones a nadie, solo a ti y seguro que te lo mereces. Ve a por todas, sigue trabajando en ello, en ti mismo, en mejorar personalmente hasta conseguir tus sueños.
    • Aprende a bailar bajo la lluvia, en vez de esperar a que pase la tormenta:  nadie dijo que esto iba a ser fácil, todo cuesta y nos llegarán muchos obstáculos en nuestro camino, pero tenemos la capacidad o de superarlos o la de adaptarnos a ellos para minimizarlos. El no hacer nada y esperar a que se quiten solas las dificultades, no es real, lo sabes. Tú eres el dueño de tu vida, no culpes a otros ni de tus errores ni de tus éxitos. En la adaptación está el triunfo, la misma naturaleza nos lo muestra a diario. Que cada día cuente, que sume pese a las dificultades que veamos delante, eres capaz de todo.
    • Todos nuestros sueños pueden hacerse realidad, si tenemos el coraje de perseguirlos: si lo has soñado en tu mente ya tienes el primer paso para conseguirlo, lo has imaginado y te has imaginado en esa situación. Ahora sólo te queda trabajar para conseguirlo y para eso hay que tener la capacidad de centrarse en ello, que nada te despiste en tú objetivo. Esa ilusión inicial para conseguirlo, debe ser la gasolina para no parar hasta conseguirlo. Y para eso hay que ponerle mucho valor y coraje para renunciar a ciertas cosas y llegar, a dejar atrás otras que nos paran o nos ralentizan en conseguirlo. Una vez que lo consigas, veras como todo mereció la pena.
    • Siempre tenemos que estar acompañados de gente que nos motive a ser mejor. – David Meca –: Para mí es un arma muy potente, y que te hará vencer cualquier situación de dificultad, porque nos hará ver todo de otra forma. Al rodearnos de gente positiva y que nos llenen de energía, que nos sacan de esos momentos y sitios donde no lo estamos pasando bien, esa compañía es capaz de liberar a nuestra cabeza de esos pensamientos negativos que nos pueden llevar sin remedio a abandonar cualquier objetivo que tengamos por sencillo que parezca. Rodearse de esas compañías, nos debe de contagiar de su energía, ellos son un tesoro. Búscalos, están más cerca y son más de los que tú piensas, llénate de ellos y desecha aquellas compañías que no te aportan o te resten más de lo que suman. 
    • Queda prohibido levantarse sin ilusiones, vestirse sin esperanzas, salir a la calle sin fe y andar sin amor: piensa por un solo momento que no tienes nada de esto, qué difícil sería poder vivir cada día, ¿no?. Siempre hay una ilusión donde agarrarse, búscala. La esperanza es lo último que se pierde, cuídala para saber que siempre debe estar presente. La fe no sólo en Dios, si no en ti mismo, es saber que todo va a salir bien, que eres muy grande, que te mereces cosas buenas y que tarde o temprano disfrutaras de tu momento. Ama, ríe, vive, el amor es la gasolina para la vida, ámate y ama a los demás, serás mucho más feliz. Y siempre, siempre pon una sonrisa en tu boca. Estás vivo y tienes motivos para hacerlo, para demostrar a todos lo que vales.
    • La mayor gloria en la vida no es nunca caer, sino levantarse cada vez que caes. – Nelson Mandela:  y no lo dice un cualquiera, si no una persona perseguida por sus ideales, encarcelado un montón de años y que al salir, al liberarse siguió con la sonrisa puesta, con actitud positiva y renaciendo desde lo peor que se podía tener para demostrar que caer está permitido y que levantarse, debe de ser obligación, pese a lo pese, aunque estés en el peor momento, solo deberías de pensar que cada segundo es uno menos para salir de esa situación. Esa sensación de superar momentos de dificultad es poderosa y te hace poder superar otras situaciones similares, recuerda que eres más fuerte de lo que piensas.
    • Si quieres algo, ponte en marcha. Las soluciones aparecen por el camino: no esperes más, las cosas no vienen solas, debes ir a por ellas y lo mejor para eso es dar ese primer paso, el más difícil, para estar más cerca de aquello que deseas. Deja a un lado los peros, los esques o los isis. Si te vienen a la mente esos pensamientos que te impiden ni siquiera intentarlo, piensa en cómo combatirlos, en como dejarlos a un lado. Tu cerebro te estará siempre tentando a que te quedes en tu zona de confort. Rétala, rebátele y hazte fuerte, porque como dice esta frase, al pasar a la acción, las soluciones irán apareciendo. Pero si no empiezas ese camino, jamás sabrás si eres capaz de conseguirlo y te aseguro que con el tiempo te arrepentirás de no haberlo intentado.
    • Todos tenemos talento, por eso es tan importante creer en nosotros mismos: siempre he tenido claro que cada uno tiene unos dones únicos, que cada uno es maravilloso e incluso que cada uno de nosotros somos los mejores del mundo haciendo algo, pero no sabemos en qué. Debemos descubrirlo, debemos caminar por esta vida para encontrarlo y para eso no hay nada más importante que equivocarse y puede que muchas veces, pero en cada una de ellas debemos de aprender. Esto nos hará crecer, nos hará encontrar lo que nos gusta y lo que no, lo que se nos da bien y lo que no tan bien, pero lo más importante, nos hará conocernos, creer en nosotros mismos. Trátate con cariño, acepta tus errores con respeto, no te digas cosas feas que no le permitirías a otros. Prémiate en tus éxitos, con humildad, sin dejar a nadie tirado en el camino, sabiendo que puedes brillar por ti mismo. Cuanto más te conoces, más puedes potenciar esos dones que tienes y si los compartes ayudando a los demás, ten por seguro que se multiplicaran por mil. 
    • Solo podrás hacer realidad tus sueños si cuando llega la hora, sabes estar despierto: No solo hay que estar preparado, sino de estar atento a cuando debes de poner ese talento a funcionar. Muchas veces creo que ese talento o don sale solo, incluso sale cuando ni siquiera sabes que lo tienes y además lo tienes entrenado, porque funciona a la perfección. Lo que te quiero decir, es que estamos más preparados de lo que pensamos, somos mejores de lo que nosotros mismo nos creemos. Otras veces son otros los que nos dicen que tenemos ese don o que hacemos algo bien y que nosotros mismos no nos habíamos percatado de ellos. Debemos de pararnos un poco en conocernos. Estamos más preocupados de como son los demás, de ponerles pegas, peros, de lo bien o mal que lo hacen y ese mismo ejercicio nos cuesta hacerlo hacía adentro. Seguramente porque somos los peores críticos o porque pensamos que no nos va a gustar lo que vamos a ver. Atrévete a estar un tiempo contigo mismo, no te juzgues, no te critiques ni te alabes, solo obsérvate. Ya sacaras conclusiones más tarde y sin que nadie te diga nada. Recuerda que solo te debes explicaciones a ti mismo, y a veces ni eso.
    • Si no puedes volar, corre. Si no puedes correr, camina. Si no pueden caminar, gatea. Pero jamás dejes de avanzar:  la vida trata de eso, de seguir adelante, de caerse, pero más de levantarse. En eso es donde se destaca, donde te podrás diferenciar del resto, en esa fuerza de voluntad de poder sobreponerse a las dificultades y de no darse por vencido. Siempre hay un motivo para ello, si no lo tienes debes de encontrarlo, muchas veces ese motivo está dentro de ti, otras veces debes de agarrarte al egoísmo, si, a pensar en ti mismo y hacerlo solo por eso, por ti, que al fin y al cabo es lo más importante. El camino será duro, pero según avanzas la satisfacción también será grande y si se tropieza o se retrocede, no importa, úsalo como experiencia y seguro que en algún otro tropiezo esa experiencia te valga para que salgas más airoso de ello más rápidamente. Todo suma.
  •  
    • Motivación es hacer las cosas, aunque no te apetezca hacerlas.
  •